Al tener una chimenea abierta se pierde mucho calor, es como si tuviéramos una ventana abierta todo el día, cerrándola con un compacto o insertable los beneficios que se obtienen son evitar que entre el frío del exterior y el aumento en el ahorro de calefacción. Con el compacto o insertable podemos llegar a conseguir la mitad de la calefacción que se necesita en una casa de tipo medio, siendo además más beneficioso para el medio ambiente, ya que el compacto reduce el CO2 contaminante en un 70% aproximadamente.

Entre las ventajas que se obtienen con el sistema de calefacción con un compacto, nos encontramos entre otras con un 50% de ahorro en el consumo de gasoil, gas o leña, así como a la hora de limpiar la chimenea y tener las puertas cerradas evitaremos el peligro de chispas y revoque de humos.

Pero la ventaja mas importante la encontramos en el ahorro económico, ya que el precio medio del aparato con la instalación es de 1500€, si tenemos en cuenta el consumo de gasoil en un chalet es de 2000 a 3000€ de media anual, se puede llegar al 50% de ahorro en su calefacción y además en 2 o 3 temporadas tiene amortizada la inversión, con una vida útil de cada aparato de 20 a 30 años.